domingo, 23 de marzo de 2008

ESTAMOS HARTOS QUE NOS ROBEN

Al revisar todas las encuestas podemos notar de inmediato las dos cosas que más preocupan a los salvadoreños: La situación económica y la inseguridad y aunque algo se puede haber avanzado parece que van muy lentas las acciones que las desbanquen de los sondeos. En esta vacación los ladrones abrieron 2 vehículos de la empresa para la que trabajo se llevaron todo lo que estaba adentro incluyendo las pertenencias personales de los trabajadores, un robo fue en conchalío otro en el zunzal en uno de los casos frente a la policía luego nos enteramos que lo mismo le había sucedido a decenas de veraneantes, un conocido me comentaba, a propósito de la delincuencia, que debe pagar renta todos los meses para que los camiones de su empresa penetren "seguros" las "zonas protegidas", pero hasta aquí: ¿que de nuevo he contado?, si este es el diario vivir de los salvadoreños honrados que trabajan para llevar sustento y prosperidad a sus hogares.
Sin embargo debemos reflexionar en algo: La libre y repetida "maña" de delinquir junto a la lela acción de los hombres y mujeres que están en autoridad lacera las relaciones humanas convirtiendo a las sociedades en desconfiadas, egoístas y violentas, es esto acaso lo que está sucediendo en nuestro país, los "mañosos" asaltan a su antojo te quitan celulares, autos, carteras, zapatos, relojes, joyas, dinero, etc. Sin mas, estos "sujetos" te despojan hasta de tu propia vida, estamos ante una sociedad donde los valores están quedando reducidos a un par de monedas, en algunos puestos de policía todavía se escuhan complices consejos "si quiere ponga la denuncia pero es por gusto". Autoridad muy tarda a reaccionar ante una realidad que (realmente) esta en desorden, en estas vacaciones, y ante el encomiable esfuerzo del Ministro de Turismo porque visitemos nuestro bello país, los "mañosos" obedecieron y se fueron a las playas hicieron su agosto y hasta su diciembre en cuanto sitio turístico llegaban, abrieron carro por carro quitando cada casetera que se ponía en su camino, se llevaron carteras de turistas, cd player, toallas, comida, lentes, espejos, celulares, efectivo, etc, etc, etc. Tarjeta roja Señor Ministro de Turismo a los que como vulgares dejaron un asco los chorros pero también tarjeta roja a esas personas de uniforme, no a todos claro es, sino a los inoperantes que sabiendo lo que venía no pudieron contener las olas... olas de asaltos, de carroña, de quebrantamiento de la ley, de vicios, de pandeo. Es justo y necesario que los hombres y mujeres en "autoridad" se pongan el saco y nos demuestren que les queda. Estamos HARTOS que nos despojen de nuestro bienes... de nuestras vidas.